Opel Grandland X Híbrido Enchufable 4×4: 300 cv para disfrutar

0
338

El Opel Grandland X Híbrido Enchufable 4×4 -el primer vehículo eléctrico híbrido enchufable de la marca alemana-, ya se encuentra en los concesionarios de Opel. El elegante Grandland X Híbrido Enchufable 4×4 combina la potencia de un motor de gasolina 1.6 turbo y dos eléctricos para ofrecer una potencia máxima conjunta de 300 CV . Consumo combinado de combustible WLTP1: 1,3-1,4 l/100 km y de 2932 g/km de CO2; NEDC2: 1,5-1,6 l/100 km y 34-36 g/km de CO2).

El sistema de propulsión del Grandland X Híbrido Enchufable 4×4 se compone de:

  • un motor de 1,6 litros de gasolina con cuatro cilindros, turbo e inyección directa, especialmente adaptado a su aplicación híbrida, certificado por WLTP y conforme a la norma Euro 6d.
  • Un sistema de tracción eléctrica con dos motores eléctricos -el delantero de 110 CV (81 kW) y el trasero de 113 CV (83 kW)-, tracción a las cuatro ruedas y una batería de iones de litio de 13,2 kWh. El motor eléctrico delantero está acoplado a una transmisión automática electrificada de ocho velocidades. El segundo motor eléctrico, el inversor y el diferencial están integrados en el eje trasero eléctrico para proporcionar tracción a las cuatro ruedas cuando sea necesario.

El Grandland X Híbrido Enchufable 4×4 puede recorrer hasta 59 kilómetros en modo 100% eléctrico de acuerdo al ciclo de conducción WLTP1 (entre 67 y 69 km según NEDC2). Los estudios han demostrado que en Alemania el 80% de todos los desplazamientos diarios se encuentran por debajo de los 50 km, por lo que para la mayoría el Grandland X Híbrido Enchufable 4×4 puede ser un coche de cero emisiones durante todo el tiempo de uso. La batería se puede cargar por completo en unas dos horas desde un wallbox de 7,4kW.

Ofrece cuatro modos de conducción: «Eléctrico», «Híbrido», «Tracción Total» y «Sport», lo que permite al conductor adaptar la respuesta del coche a su gusto o condiciones de conducción específicas. Por ejemplo, en modo «Híbrido» el coche selecciona automáticamente el método de propulsión más eficiente, con la posibilidad de cambiar a «Eléctrico» para desplazarse con cero emisiones al llegar al centro de la ciudad. El modo «e-Save» permite almacenar la energía eléctrica en la batería de alta tensión para usarla más tarde, por ejemplo, para la conducción en zonas habilitadas en exclusiva para vehículos eléctricos. El modo «Sport» proporciona la conducción más dinámica posible al combinar la potencia del motor de combustión y de los eléctricos. En modo «Tracción Total» se consigue la máxima tracción sobre cualquier tipo de carretera. Cuenta con un sistema de frenado regenerativo para recuperar la energía producida durante la frenada o desaceleración.